17 de agosto de 2008

Lugares no encontrados




Viajamos, nos desplazamos, como ausentes en este vagón de tren. Afuera todo es movimiento, adentro nada se altera. Me encuentro inmóvil, sólo advierto tu calor, la presión de tu brazo sobre el mío. Tu mirada encuentra la mía extraviada, te brindo una sonrisa y me acuno en tu pecho.

Duele tu hermosura, tu pureza, tu calidez. Como un ser cósmico estás rodeado de amarillos pétalos. Te veo lejano, te siento cercano. Derramas sobre mí los pétalos que te visten, me embriago con mil aromas y el mar canta una tonada. Los pétalos nadan, viajan, se desplazan a través de la corriente.

Arde el fuego en la chimenea. Afuera nada se altera, adentro todo es movimiento. Sentada al lado del ventanal, desnuda, espero, escribes, espero, escribes.

3 comentarios:

Jenni dijo...

Me ha gustado ese juego de contrastes, las antítesis usadas creo que dan sensación de movimiento y eso es fundamental en este texto.
Un saludooo, me pasearé más a menudo por tu blog.

Pamela dijo...

Creo que las cosas que escribís son realmente muy bonitas. Me gustó de lo que leí hasta ahora, sobre todo, la parte de "amor y política". Ismael Serrano dijo una vez "A veces la gente me pregunta qué tiene que ver el amor con la política, por qué lo mezclo en mis canciones. Yo también me hago esa pregunta"; creo que tiene mucho que ver si vemos la política como una lucha constante por un mundo mejor para todos.
Espero que pases a ver el mío que se está renovando después de mucho tiempo de espera: http://ariadnaartemisa.wordpress.com/

Allá dijo...

amor, un capitulo más de este suicidio que es vivir