9 de noviembre de 2009

Lo que hacen los días...


Algunas veces - quizá la mayoría -


Algunas veces soy como las notas melancólicas,

que se desprenden de un piano antiguo.


También algunas veces soy como un pájaro,

un pájaro que se niega a seguir la corriente del aire.


Sencillamente algunos días el cielo está tan claro,

que por poco puedo tocar algunas verdades;

sólo que esos días son más tristes que todos,

la luz me agota y me llena la vida de cansancio;

días en los que el alma habla y llora,

en los que la saliva se hace espesa y amarga,

en los que los ojos se cubren de telarañas

y las manos de lodo.


Algunas veces transito por territorios desconocidos,

no importa no saber, no importa lo que es,

y de repente no quiero volver,

no quiero sentir el abismo,

no es miedo,

sólo que me siento feliz,

algo feliz,

un poco feliz.


Quizá ahora escriba la última línea,

ahora quizá sólo quiera cerrar los ojos,

sólo quizá ahora quiera caer lentamente.









4 comentarios:

lys dijo...

Si eres pájaro y rozas el cielo goza. Nada, no dejes que nada se interponga. Precioso tu escrito.

Te dejo un beso

Old_Fashioned_Lover_Boy dijo...

Como dice Lys solo disfruta de todo cuanto tienes la posibilidad de sentir. El pájaro no deja de ser pájaro al estar en tierra ni tocar con sus patas el mar. Se feliz, olvida que es solo un poco, hacela grande en ti, que solo tu puedes hacer crecer ese sentimiento.

Me agrada leerte nuevamente, es ciertamente gratificante.

Marta dijo...

Ojala no sea la ultima vez que sale de tu inspiracion un verso, mucho menos que exista la posibilidad de que dejes a los dias sin la luz de tus ojos.

Gracias por permitir tocar tus sentimientos a quienes por un bello milagro nos enocontramos con tus letras.

Un Saludo de la tierra del mariachi y el tequila.

Joni Charles Machete dijo...

Exacto y potente, tanto así que, leyendo los últimos versos, hasto yo me sentí cansado y por poco caigo en un profundo sueño.