1 de enero de 2008

Un recuerdo


La lluvia acariciaba la noche, le hacía el amor a los tejados, a las ventanas, a las plantas, a los pocos traseúntes que osados caminaban por las calles empinadas del barrio en el que Mónica vivía desde hacía siete años, los mismos siete años en los que se había preguntado cada enero el por qué del abandono sin explicación, el abandono al que la había sometido aquel viajero de los mares del sur. No dolía la herida ya, había continuado su vida sin el menor asomo de tristeza, las huellas en su rostro dejadas por las lágrimas se habían borrado aquel primer mes del año 2000 en el mismo momento en que cruzó la puerta de salida del aeropuerto.

La lluvia, la fecha y su espíritu melancólico la llevaron nuevamente a aquel momento. El caminaba lentamente hacia su sala de embarque, el pasillo se hizo entonces más largo, el bullicio de la gente que iba y venía se hizo silencio y el corazón se hizo un nudo. El se iba, él se fue. Mónica no podía seguirlo, el aguijón de la duda se había clavado en su alma días atrás, tenía la certeza que nunca lo volvería a ver, el amor cultivado durante un año atrás había muerto en una parodia de mala cosecha. Un mes después sólo una carta, simple y categórica, le afirmaría lo que ya sabía. "No me busques, no volveré por ti. J.P." No tenía otro camino: el camino del recuerdo.

3 comentarios:

Joni Charles Machete dijo...

El mes pasado le agarré un asco extraño a las letras, a los cuentos, a los ensayos, a los poemas. Me leí en cambio la historia concisa de las matemáticas, de Dirk Struik, y los Hombres de las Matemáticas, de E.T. Bell. Pensé en acabar con el blog, que a veces veo con ojos desconfiados, pero he seguido darle una oportunidad más. Refuerza mi decisión leer tus últimos posts, y encontrar una línea tan genial como:
"el amor cultivado durante un año atrás había muerto en una parodia de mala cosecha."

A veces faltan bofetadas como esas para comenzar a leer otra vez.

Un beso, feliz 2008.

cinco clavos dijo...

Gracias por tu visita y comentario. Felicidades.

Adriana dijo...

Muchas Gracias por los comentarios y las visitas.
Adriana