18 de abril de 2007

Buscando un escape


Hay momentos en que la cotidianidad te rompe el alma, el ánimo, la fuerza, el deseo y el empuje. La puerta se abre y la bocanada de aire pesada se anida en el pecho, te amilana. Esa mirada, esa frase, esa forma mediocre de asumir el compromiso y la socarrona sonrisa, tan hipócrita siempre, sólo produce el deseo de revolcar nuevamente el armario de las maletas y empacar de nuevo para volver a empezar.


Tarde de domingo

He revuelto mi casa,
también mi alma.

Me empolvé con cuadros viejos
y las telarañas de los libros me cubrieron de añoranzas.

Papeles, cartas,
fotografías, notas,
trozos de poesías,
y algunos retazos de recuerdos
habían permanecido ocultos
hasta que no tuvieron más remedio
que contarme una a una las lluvias que han pasado.

En otros soles jamás
revolvía mi casa
ni mi alma.
Es una tarde de domingo


Nacer otra vez

Renazco:
Vuelvo a nacer,
Vuelvo a crear,
Vuelvo a creer y a crecer.
Quizá también pueda volver a tener...
Y en medio de estas lágrimas dulces
Nacer de nuevo
con los brazos abiertos
y los ojos secos.


XII.

Me di cuenta
al día siguiente,
al despertar,
que aquella sensación
de soledad y vacío
tan fríamente ocultada
había logrado salir
de mi alma,
envuelta en
las preguntas
de siempre
y en las respuestas
de nunca.
Había logrado salir

para hacerme
sentir la ausencia,
la ausencia cotidiana

admitida siempre.
Supe en ese momento
que había llegado
la hora
en que debía
recoger todo
lo que hasta ahora
me había acompañado:
una poesía,
un recuerdo,
los desamores
y las preguntas
al azar hechas
en las noches
de insomnio,
calladas
y serenas,
para emprender
un nuevo
camino
y descubrir
nuevas posibilidades.

Al recoger mis cosas supe que
la vida es sólo eso...
Una posibilidad
cuando se decide
dar la espalda y
cerrar la puerta

2 comentarios:

elis verbannen dijo...

hay algo que siempre es excelente, las metamoforas, ese recurso literario que se puede interpretar de varias maneras posibles... y es que, generalmente es un poco dificil llegar a entender plenamente a la persona que las escribio, por eso, por mero afan de
imaginar imagino:

"he revuelto mi casa,
tambien mi alma"

esta parte es muy buena, pero no logro entenderla...

"y algunos retazos de recuerdos
habían permanecido ocultos
hasta que no tuvieron más remedio
que contarme una a una las lluvias que han pasado."

de aqui imagino ese momento en que los tesoros personales nos hacen preso de la Nostalgia y hechamos a llorar...

"en otros soles jamas
revolvia mi casa
ni mi alma.
Es una tarde de domingo"

sabe... me gusto mucho este poema... ojala un dia de estos me diga su significado... me hace imaginar sitauciones muchas... pero quisiera saber la real!

me fastidia a veces resaltar partes de algun poema, pero supongo que esas partes dan un cierto tono, una quimerica interpretacion o un contexto comprimido de lo que ahonda en el escrito, verbigracia:

"envuelta en
las preguntas
de siempre
y en las respuestas
de nunca."


"Al recoger mis cosas supe que
la vida es sólo eso...
Una posibilidad
cuando se decide
dar la espalda y
cerrar la puerta"

muchas gracias a usted por dejarme leer... este es el ultimo poema del mes de abril... me pase con mi comment...es muy largo...jejeje!

saludos y sonrisas!

elis verbannen

Anónimo dijo...

fe de erratas:

metamoforas: cuando se quiso decir metaforas

sitauciones cuando se quiso decir
situaciones